La energía venusina y las relaciones


En un encuentro anterior he mencionado algo respecto de la figura mítica de Afrodita o Venus según la llamaban los romanos. Me interesa compartir con ustedes algo referido a su significado mítico ya que al comprender qué hace en lo que hace esa diosa en sus andanzas como así también qué implicaba su veneración en la antigüedad, comprenderemos su analogía respecto de nuestro psiquismo…

Haciendo mención de otras culturas antiguas, si nos remontamos a la antigua Sumeria, Babilonia, Egipto o India, existía en los templos la figura sagrada de las meretrices. Esas mujeres no eran prostitutas en el sentido que se conoce hoy ese término. A algunas de ellas, por ejemplo en el santuario de Afrodita en Pafos, Chipre, se las preparaba para ser “cálices” mortales del goce y el éxtasis divinos de la diosa, e iniciaban a los hombres en los misterios del dominio de Afrodita. Otras meretrices del templo, como las babilónicas, eran mujeres comunes de quienes se esperaba que una vez en su vida, aún vírgenes, se ofrecieran al primer extranjero que llegara al recinto del templo e hiciera una donación al santuario. Una mujer no podía casarse mientras no hubiera prestado ese servicio a la diosa, y si ningún hombre se le ofrecía se sentía humillada y deshonrada. La figura de la meretriz sagrada se la consideraba iniciadora de los hombres, a través de su intervención es que se despertaba la virilidad de los hombres. Aquí lo que se detecta es la capacidad venusina de despertar y sostener el erotismo valorizando la energía sexual como energía creadora. Actualmente, y debido a las influencias morales y de costumbres que se han instalado en la sociedad, el amor erótico no se lo considera sagrado como en épocas antiguas y se lo relega a lo pueril y hasta indecente.

Aquí es interesante hacer una distinción entre la Luna y Venus, cuyas energías reflejan aspectos femeninos y suelen confundirse en lo que respecta al amor y las relaciones. La Luna como representativa de lo más instintivo y reactivo, busca seguridad emocional y por lo tanto, lo que hace está teñido de ese propósito. La Luna está asociada a la maternidad, a la familia, al contener, nutrir y al pertenecer. Es una energía que cierra, que se mueve por necesidad. En cambio Venus, solamente se pertenece a sí misma, y lo que esencialmente propicia es la complementariedad, el equilibrar las energías y las situaciones. Es abierta, y se mueve por deseo. Desde el punto de vista psicológico se tiende a generar en una primera instancia relaciones amorosas desde lo lunar, porque brinda seguridad a nuestro psiquismo sentir que poseemos a la persona y la falsa sensación de “estabilidad”. En realidad, de lo que se trata es de generar vínculos en los cuales vivencies la energía venusina en sus múltiples aspectos, siendo Venus regente tanto de Tauro como de Libra. En lo respecta al lado taurino de lo venusino, sería interesante que indagues hasta qué punto has conectado con los placeres de lo más simple de la vida, como por ejemplo, el placer de alimentarte, de dormir, de lo sexual en cuanto a explorar tus propias sensaciones y registrarlas. En la medida en que logres conectar con vos mismo/a aprendiendo a disfrutar de lo más simple hay posibilidades de abrirte a otras personas y enriquecerte y enriquecer al otro en ese vínculo. Respecto del aspecto libriano de la energía venusina, es interesante hacer ese pasaje de la relación desde lo lunar, a lo complementario. Ese vínculo con el otro tomándolo como espejo de aquellas cuestiones propias que ves reflejadas en él/ella. A través del análisis de la energía venusina en la carta natal, en función de su ubicación y signo, es posible conocer de qué modo te relacionas con el entorno y con el otro. De qué forma es posible que encuentres el equilibrio interno en función de las relaciones que atraigas a tu vida. En lugar de generar vínculos desde la demanda lunar, sería interesante lograr hacer ese pasaje a lo venusino encarnando el complemento y comprendiendo que en ese otro te encontras a vos mismo/a.


  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco