El signo solar y la figura paterna


En el artículo de hoy quisiera profundizar la temática solar, aprovechando también que aquí en Argentina se festeja el día del Padre el próximo fin de semana. Sería interesante ir recorriendo paso a paso qué implica en una primera instancia iniciar el Viaje del Héroe. Como mencioné en artículos anteriores, la energía solar es una energía que hay que hacer propia, es decir, no está incorporada desde el vamos. Nos resulta familiar y obviamente hace a nuestra esencia pero hay que hacerla consciente ya que en un principio la proyectamos en el entorno y más puntualmente en la figura del padre.

Entonces, si quieres iniciar el Viaje hacia ti mismo, hay tramos que recorrer y como toda etapa tiene una primera instancia que está impregnada con lo más primario y cercano y es… lo familiar y justamente a través de la carta natal es posible descubrir qué cuestiones hay aún proyectadas en otros cuando en realidad es momento de hacerse cargo de la propia energía.

El signo en que esté ubicado tu sol y casa y además los aspectos que tenga con otros planetas hablará en un principio de la relación a nivel psiquismo que hubo con tu padre o quien ejerció la figura paterna en tu infancia, y aclaro que es a nivel del psiquismo porque es sabido que en realidad, las impresiones que quedan en la mente en varias ocasiones distan de lo que fue el padre real…

A modo de ejemplo, quisiera mencionar algunos casos para que se comprenda cuál sería la lógica que la información del mapa natal puede aportar. Si alguien tiene el Sol en el signo de Géminis, en un primer acercamiento hay energías relacionadas con la comunicación, con la información y el padre es posible que represente esa energía siendo una persona que le gusta hablar, comunicar, estudiar, etc.

Si a su vez se considera en qué casa está ubicado, eso dirá en qué áreas de vida la figura paterna es posible asociarlo.

Cuando el Sol tiene aspectos con otros planetas y particularmente, hay aspectos “tensos” con algunos de ellos, ahí habrá información clave y valiosa respecto de cómo fue ese vínculo y en definitiva, llegar a una comprensión profunda de lo que esa información trae. En esas relaciones es posible leer una figura de padre ausente, un padre que parecía que estaba pero no lo estaba generando inseguridad y falta de confianza o bien figuras que en cierto modo transmitían miedo, misterio y cierta omnipotencia.