Los Elementos en Tu vida cotidiana


Si hacemos un paneo en lo que a conductas humanas se trata, encontramos diferentes temperamentos o características que son posibles detectar en las personas. Haciendo el ejercicio de observar a tu alrededor, te encuentras con personas muy explosivas, otras con una mente que vuela, otras con una conexión con lo cotidiano que asombra y otras con una sensibilidad que sorprende. En líneas generales, los rasgos que mencioné anteriormente son descripciones puras de energías que en realidad se presentan en combinación con otras pero que algunos casos son posibles detectar muy fácilmente en algunas personas.

Desde el estudio del mapa natal es posible conocer en una primera instancia, qué energías conforman el temperamento de una persona. Esas energías se conocen como Elementos y son: aire, tierra, fuego, agua. Cuando a través de la Astrología accedes a esa información tienes la posibilidad de conocer qué cuestiones son las que primero le das prioridad en tu vida cotidiana y seguramente no eres consciente de que lo haces.

En una primera instancia sería interesante comprender también de dónde surge esa información, cómo es posible conocer los elementos que conforman la carta natal. Ese dato se obtiene de observar en qué signos se encuentran los planetas. Es sabido que los signos se clasifican en elemento Fuego (Aries, Leo, Sagitario), elemento Tierra (Tauro, Virgo, Capricornio), elemento Aire (Géminis, Libra, Acuario) y elemento Agua (Cáncer, Escorpio, Piscis). Se tienen en cuentos los signos en los que se encuentra el Ascendente, el Sol, la Luna, Venus, Marte, Mercurio, Júpiter y Saturno. En tanto que no se les da relevancia al signo en donde se encuentra Urano, Neptuno y Plutón ya que al ser planetas transpersonales, como la misma palabra lo indica, son planetas que van más allá de la persona. Permanecen en un mismo signo por años entonces son generaciones que tienen el mismo planeta en ese signo, ahí lo particular quedaría desdibujado y el análisis sería más a nivel generacional.

Una vez comprendido de dónde surge esa información, el paso siguiente es comprender más en profundidad qué tiene esa información para decirte...

Si menciono algunos ejemplos, serían los siguientes: una persona con énfasis del elemento fuego es una persona que actúa y luego piensa lo que hizo, que habla y luego analiza lo que dijo. Hay confianza en lo que elige y dice y actúa por inspiración básicamente. Como ejemplo de caso contrario, una persona que carece de ese elemento sería alguien que no tiene confianza en sí misma y antes de tomar una decisión y de iniciar algo, puede estar meditándolo horas o días o meses…. o casi una vida sin animarse a dar el Paso….

Otro elemento sería por ejemplo, una persona con énfasis en elemento Tierra. Esa persona da prioridad a lo cotidiano, a lo que día a día tiene que afrontar y resolver, suelen ser personas muy prácticas y concisas, sin rodeos y también conexión con el cuerpo y sus necesidades. Y una carencia de ese elemento a lo que lleva es a falta de conexión con las responsabilidades del día a día y desconexión con las necesidades corporales, pueden ser personas que se olvidan de comer porque están nadando en un mar de ideas o emociones….

Cuando hay énfasis en el elemento Aire lo que genera es una persona con un mundo de ideas abundantes y creativas. Suele ser una persona que inspira y transmita con claridad y facilidad tanto sus ideas como difundir y simplificar lo que ella misma recibe, facilidad para comunicarse y vincularse con el entorno. También la posibilidad de analizar y analizarse en situaciones en las que se ve involucrada y comprender en dónde se desvió la cuestión. La carencia de ese elemento habla de personas con más hincapié en lo subjetivo o bien que se muevan en la vida en función de lo que su corazón les indica o tomando los dichos de otras personas. Falta de objetividad en cuanto a comprender porqué están tal vez envueltas en una situación que no saben cuándo comenzó…

Cuando hay énfasis en el elemento Agua, son personas que se mueven en la vida en función de lo que sienten y conforme su sensibilidad. Generan fácilmente empatía con los demás y captan dada su sensibilidad, la situación de las demás personas. Capacidad de acceder a lo más íntima del otro porque comprende cuál es su situación y percibe qué tecla tocar. La carencia del elemento agua lo que produce es justamente no estar conectados tan directamente con lo que sienten por lo cual situaciones que pueden representan dolor, un duelo, una ruptura de relación, un fracaso determinado, lo viven al estilo de “bueno, ya está, a otra cosa”. Se las puede tildar de “frías” pero en realidad es esa falta de fluidez con lo emocional que lo tienen como cualquier persona.

Esta descripción de las características de una persona sirve para comprender porqué te encuentras con lo que te encuentras en tu vida cotidiana y luego ver de qué modo equilibras tanto ese exceso como esa carencia. Si estamos hablando de energías es evidente que hay desbalanceo en cuanto a volcar más energía en algunos aspectos de la vida que en otros. Lo fundamental es primero reconocer ese desbalanceo y luego, ver desde lo consciente cómo equilibras y ordenas las energías. Al tomar actitudes diferentes respecto a lo que automáticamente actuarías porque así se actúa por inercia, estás dando el primer paso en generar algo diferente en tu vida. Como mencioné antes, si todo se trata de mover energías, al cambiar de forma consciente dónde pones energía te encontrarás con cambios en tu entorno. Como esa frase que anda circulando de Einstein: Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.”

#elementos #signos #astros

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco