Los Amores Míticos en tu vida cotidiana


Si mencionamos la palabra “amor” es probable que no haya alguien que no quiera decir algo al respecto. Es un tema siempre presente y candente, tal vez porque para el mismo ser humano es un misterio y un hechizo, una temática que lo conmueve y desespera a la vez. Por otra vía hay quienes prefieren directamente no tener algo que ver con el amor, o bien, dicen que aman la vida, todo lo que los rodea pero esa declaración, considerando el caso en particular, puede encerrar otras cuestiones que conciernen a la persona en sí… El tema es que si te perdés a vos mismo amando el todo al estilo pisciano, no hay posibilidad de que te encuentres en un otro puntual. Esa vía de armonización con todo lo que existe, que no digo que no sea posible, y que en realidad es gratificante, esconde muchas veces el querer escapar por la tangente. Esa conocida frase “el que mucho abarca, poco aprieta” aplicaría en este caso que menciono.

Ahora volviendo al tema del amor… temática que no pasa de moda, y si viajamos en el tiempo, ya era tema que desvelaba a los antiguos, como por ejemplo, en los relatos míticos. Quiero compartir con Ustedes unos fragmentos de relatos de historias míticas para que analicen si les resuena a alguna historia conocida:

“ECO Y NARCISO: Era Eco una joven muy charlatana, que fue castigada por la diosa Juno, y le impedía hablar. La ninfa solo podía repetir la última palabra que pronunciara su interlocutor. Esto se debió a que Eco cubría a Júpiter sus infidelidades hacia su esposa Juno, y la entretenía con elocuentes conversaciones, mientras el dios de dioses se divertía con sus amantes. En la versión más conocida del mito de Eco, ella se enamora perdidamente de Narciso de quien el adivino Tiresias predijo, en su nacimiento, que tendría una larga vida si no se contemplaba a sí mismo. Este joven era muy hermoso pero despreciaba el amor de todos. La pobre ninfa no fue la excepción y Narciso despreció su corazón cuando la vio en el bosque y ella no fue capaz de responderle más que sus propias palabras. Entonces, ella desolada, ofendida se encerró en un lugar solitario y allí dejó de comer y de cuidarse. Así se fue consumiendo poco a poco, y el dolor la fue absorbiendo hasta que desapareció y se desintegró en el aire, quedando sólo su voz que repetía las últimas palabras de cualquiera. Esta voz es lo que llamamos eco. Debido a esto los dioses se molestaron y todas las demás mujeres rechazadas oraron a los dioses por venganza. Némesis (la venganza) las escuchó e hizo que Narciso contemplara su propia imagen. Cuando el joven lo hizo, se enamoró de su propia belleza y ya no le importó nada más que su imagen. Se quedó contemplándose en el estanque y se dejó morir, totalmente indiferente al resto del mundo.

En el lugar en que Narciso murió, nació la flor que lleva su nombre.”

Si analizan el relato, aquí lo único que se resalta es la valoración a la propia imagen y en cierto modo cómo esa proyección de uno mismo se traslada al otro y eso sucede principalmente en la etapa de enamoramiento, en donde los miembros de esa relación que recién comienza están embelesados en realidad con lo que ven de sí mismos, por eso no hay diferencias, todo está genial, no hay peros ni discusiones… pero, como menciona el relato, en definitiva eso te lleva a la muerte, ¿por qué? Porque la clave en tu crecimiento es que aprendas de lo que los otros te espejan de vos mismo y que te abras a lo diferente sino te consumes. La evolución se produce cuando hay interacción y conexión vincular. La etapa que describe el relato sería la etapa lunar primaria, como quedarse mirando el interior del cascarón en vez de romperlo y aventurarse a lo que la vida te propone...

“HERO Y LEANDRO: fueron dos amantes con mala fortuna que vivían a ambos lados del estrecho de Helesponto. Leandro se enamoró de Hero, sacerdotisa de Afrodita, tras conocerla en la festividad de la diosa en Sesto, en la costa opuesta. Él solía cruzar el estrecho a nado por la noche para visitarla en secreto, guiado por una lámpara que ella encendía en su torre junto a la costa; pero una noche, cuando sin pensarlo dos veces intentó cruzar a pesar de la fuerte tormenta que arreciaba, la lámpara de Hero que lo guiaba se apagó debido al viento, por lo que él perdió la orientación y la peligrosa corriente lo envolvió y lo mató. Cuando a la mañana siguiente Hero vio desde su torre el cadáver al borde del mar, se arrojó desde la ventana para unirse con él en la muerte.”

Relato trágico similar a otro bastante conocido, en donde el amor se lo relaciona con el sacrificio y la muerte. Desde lo astrológico pueden generarse escenarios en donde en un momento esté la luna como energía relacionada a los primeros amores y luego la energía de Venus, en ambos casos con toques de los planetas transpersonales que traen lecciones de vida generalmente sacudidoras. El tema es que a nivel mítico al amor se lo relacione con lo trágico y lo inesperado, como en el caso del relato que por un hecho aislado se interpretó lo que se interpretó. Y además agregaría esa cuestión del hombre de suponer e interpretar hechos y que llevan a tomar decisiones que definen tu destino, ¿es lo externo o es tu mente la que te acorrala?

“PÍRAMO Y TISBE: Eran dos jóvenes amantes que vivían en casas vecinas. Cuando su pasión juvenil se convirtió en amor e intentaron casarse, sus padres les ordenaron que dejaran de estar juntos, y nos les quedó más salida que la de comunicarse a través de una grieta en el muro que separaba las dos casas. Finalmente, lograron escabullirse por la noche e iban a encontrar fuera de la ciudad junto a la tumba de un tal Nino, donde podrían guarecerse bajo una morera que estaba junto a una fuente de agua fresca. Tisbe llegó primero, pero se alejó despavorida cuando vio a una leona que se acercaba a beber en la fuente. El velo que llevaba se le cayó mientras huía, y la leona lo desgarró con sus mandíbulas cubiertas de sangre. Cuando Píramo llegó y vio la tela ensangrentada junto a las huellas de la leona, creyó que su

amada había sido devorada y se mató con su espada. Tisbe volvió y halló a su amado muerto. Entonces ella se mató también. La sangre salpicó la fruta blanca de la morera, que desde entonces se volvió roja.”

Aquí nuevamente interviene la interpretación y en definitiva la mente que lo estropea todo,. ¿cuánto de lo que a nivel amoroso en realidad se vivencia es así porque el programa que se ejecuta dentro nuestro así lo tiene definido? Amor = sufrimiento, es una ley instalada que opera internamente y que estropea lo que cada quien quiera construir…

“ORFEO Y EURÍDICE: Eurídice era una dríade (ninfa) y era a la esposa de Orfeo (poeta y músico divino). Orfeo amaba profundamente a su bella esposa quien acostumbraba pasear

con las náyades. Una vez en que la bella Eurídice caminaba en uno de sus paseos, por un prado de Tracia fue vista por Aristeo, quien prendado inmediatamente de ella, la persigue para hacerla suya. Ella escapa con gran velocidad y miedo, pues su corazón sólo le pertenece a Orfeo. En su huída, Eurídice es mordida por una serpiente y muere. Orfeo, desconsolado, la llora y su desesperación no encuentra consuelo, por lo que toma la arriesgada decisión de ir en busca de su dulce y amada esposa al Hades, la tierra de los muertos. Con su dulce canto y su poesías, Orfeo logró conmover a Caronte, quien lo deja atravesar el río Estigia, límite entre el mundo de los vivos y los muertos. Después, también con sus habilidades artísticas Orfeo logra convencer a Perséfone y a Hades de que le permitan llevarse a Eurídice. Las divinidades subterráneas aceptan que se la lleve, pero Orfeo debe prometer que no intentará ver a su esposa hasta que la haya llevado a la luz del sol. Entonces, según lo convenido, Eurídice seguía a Orfeo en el camino hacia la luz, y en el momento en que estaban a punto de abandonar las oscuras profundidades, Orfeo tuvo dudas. Así, empezó a pensar en la posibilidad de que Perséfone lo hubiera engañado y que Eurídice no viniera tras él, por lo que no pudo soportar la tentación y se volvió para mirarla y corroborar que ella venía con él.

Cuando esto ocurrió, Eurídice fue arrastrada por una fuerza irresistible otra vez hacia el Hades. Orfeo, desesperado, intenta ir de nuevo a rescatar a su amada, pero esta vez Caronte no se lo permite. Orfeo regresó a la Tierra solo y desamparado y mantuvo fidelidad a su

esposa hasta su muerte.”

En este relato simplemente mencionar que la falta de confianza te puede llevar a la ruina…


“PIGMALIÓN Y GALATEA: Pigmalión, el rey de Chipre, tras llevar mucho tiempo soltero debido a la dudosa moral de las mujeres que le rodeaban, esculpió una estatua de marfil de una mujer de belleza perfecta de la que se enamoró. La abrazó y la besó, le hizo regalos como si estuviese viva y la adornó con vestidos y joyas. Cuando llegó el día de la fiesta de Afrodita, le ofreció ricos sacrificios a la diosa y le pidió que le otorgara como esposa a la doncella de marfil. La diosa dio vida a la estatua, y Pigmalión se casó con ella.

En este relato ya hay una mención figurativa de lo que consiste un amor duradero, el cual se construye, se ama en su paso a paso, se trabaja y se pule día a día y en ese recorrido juntos es donde se nutre y da forma con cada ladrillo, creando tu obra con tu compañero o compañera de vida.

“FILEMÓN Y BAUCIS: Cuando en una ocasión Zeus y Hermes viajaban a través de Frigia con apariencia humana y buscaban un lugar donde descansar, fueron rechazados en incontables casas hasta que Filemón y Baucis, una pareja anciana de campesinos, los recibió en su humilde cabaña. Mientras ofrecían a sus invitados la comida y la bebida que sus medios permitían, se dieron cuenta de que el cuenco que utilizaban para el vino se llenaba tantas veces como se vaciaba, y de ahí dedujeron que los visitantes debían ser dioses. Aunque ellos se dispusieron a matar su único ganso en honor a sus divinos invitados, los dioses no dejaron que lo hicieran. Dijeron que estaban dispuestos a castigar a la gente de los alrededores, pero que la pareja de ancianos podría escapar si escalaban hasta la cumbre de la montaña que se alzaba detrás de su cabaña. Al llegar a la cima, vieron como los dioses habían inundado el campo a fin de castigar a los habitantes de la zona por la dureza de sus corazones; sólo su cabaña había quedado intacta. Se había convertido en un espléndido templo con suelo y columnas de mármol y techo de oro. Los dioses les concedieron aquello que desearan y ellos pidieron servir como sacerdote y sacerdotisa en el templo recién creado, así como morir al mismo tiempo, de modo que ninguno quedara solo. Tras una larga y feliz vejez, fallecieron juntos como habían pedido, y se transformaron en dos árboles, un roble y un tilo, que crecían del mismo tronco.”

En el relato lo que resalta es en primer lugar, la confianza y el considerar al otro, sin prejuicios. La generosidad y el dar y recibir sin estar midiendo y calculando.

En los relatos se reflejan situaciones cotidianas que hablan de cómo nos vinculamos con el otro y con el entorno en general. Cuánto de lo que te encuentras afuera no es tan sólo un espejo de tus miserias y de tus riquezas. Simplemente aprende a leer tu entorno y no te horrorices ni te obnubiles con lo que te encuentras afuera, es parte del aprendizaje comprender sin convertir tu vida ni en una comedia ni en una tragedia. Escribe el libreto que consideres te haga llegar a lo que quieres en tu vida y no está…

#Astrología #mitos #amoresmíticos #despertardeconsciencia #sabiduríahermética

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco