Ser Mujer en el siglo XXI


Todas las noticias que últimamente abundan respecto de la violencia a la mujer, esa “guerra” de géneros desatada y el maltrato más que evidente hacia lo femenino, hizo que me pregunte primeramente “¿por qué todo eso?”. Organizar “marchas” supuestamente defendiendo lo femenino, el conocido “ni una menos”, que si detectaran lo que esa frase ocultamente está diciendo, o el “tetazo” que se organizó recientemente en Argentina, es fomentar aún más la violencia y la desvalorización hacia la mujer.

Las polaridades están marcadas con agresión: hombre vs. mujer. Y la “mujer” defendiendo su rol con violencia… o sea, más de lo mismo. Todo eso lleva a un círculo vicioso cuyo final mejor no mencionarlo….

Ese desprecio hacia lo femenino lo escucho de las mismas mujeres, y sino simplemente me remito a lo que comúnmente se suele escuchar de las propias mujeres: “si hay muchas mujeres juntas, entonces preparate…”. Las mismas mujeres decimos que las mujeres son “malas” y otros epítetos que no voy a detallar… Y eso me ha llevado a preguntarme: ¿si las mismas mujeres nos despreciamos y nos descalificamos, qué pretendes que hagan los demás? Y ahora no estoy diciendo que hay que armar una marcha en defensa de lo femenino porque volvemos a lo que decía anteriormente, es más de lo mismo. Acción - reacción y el círculo vicioso se sigue retroalimentando…

A su vez, en estos tiempos también han comenzado a surgir movimientos de mujeres que abogan por lo femenino, organizando círculos de sanación para mujeres, bendiciones y meditaciones. Lo valoro porque es un comienzo, sin embargo, me doy cuenta que hay más cuestiones que considerar. Porque por más meditación y valorización que a nivel consciente realices sino hay una profunda comprensión de lo que a nivel inconsciente hay oculto en tu interior, lo despectivo hacia lo femenino de un modo u otro se filtra.

Entonces, eso que está instalado a nivel social respecto de lo femenino, ¿de dónde surgió? ¿quién lo “programó”? No solamente la iglesia ha propiciado esa persecución hacia la mujer, sino que ya, por ejemplo, en la época griega a la mujer se la consideraba igual que a un animal. O sea, son siglos y siglos de desvalorización y desprecio. Entiendo que no es algo que se modifique de un día para el otro pero el primer paso consiste en t