Ser Mujer en el siglo XXI


Todas las noticias que últimamente abundan respecto de la violencia a la mujer, esa “guerra” de géneros desatada y el maltrato más que evidente hacia lo femenino, hizo que me pregunte primeramente “¿por qué todo eso?”. Organizar “marchas” supuestamente defendiendo lo femenino, el conocido “ni una menos”, que si detectaran lo que esa frase ocultamente está diciendo, o el “tetazo” que se organizó recientemente en Argentina, es fomentar aún más la violencia y la desvalorización hacia la mujer.

Las polaridades están marcadas con agresión: hombre vs. mujer. Y la “mujer” defendiendo su rol con violencia… o sea, más de lo mismo. Todo eso lleva a un círculo vicioso cuyo final mejor no mencionarlo….

Ese desprecio hacia lo femenino lo escucho de las mismas mujeres, y sino simplemente me remito a lo que comúnmente se suele escuchar de las propias mujeres: “si hay muchas mujeres juntas, entonces preparate…”. Las mismas mujeres decimos que las mujeres son “malas” y otros epítetos que no voy a detallar… Y eso me ha llevado a preguntarme: ¿si las mismas mujeres nos despreciamos y nos descalificamos, qué pretendes que hagan los demás? Y ahora no estoy diciendo que hay que armar una marcha en defensa de lo femenino porque volvemos a lo que decía anteriormente, es más de lo mismo. Acción - reacción y el círculo vicioso se sigue retroalimentando…

A su vez, en estos tiempos también han comenzado a surgir movimientos de mujeres que abogan por lo femenino, organizando círculos de sanación para mujeres, bendiciones y meditaciones. Lo valoro porque es un comienzo, sin embargo, me doy cuenta que hay más cuestiones que considerar. Porque por más meditación y valorización que a nivel consciente realices sino hay una profunda comprensión de lo que a nivel inconsciente hay oculto en tu interior, lo despectivo hacia lo femenino de un modo u otro se filtra.

Entonces, eso que está instalado a nivel social respecto de lo femenino, ¿de dónde surgió? ¿quién lo “programó”? No solamente la iglesia ha propiciado esa persecución hacia la mujer, sino que ya, por ejemplo, en la época griega a la mujer se la consideraba igual que a un animal. O sea, son siglos y siglos de desvalorización y desprecio. Entiendo que no es algo que se modifique de un día para el otro pero el primer paso consiste en tomar consciencia de lo que está sucediendo. A su vez, me hago esos cuestionamientos dado que entrando en contacto con relatos de culturas originarias, a la mujer se la “honra” y respeta.

Quiero compartir un extracto de un libro que habla de la Cosmogonía Mapuche para que degusten y comprendan lo que realmente se concebía y en algunos lugares del mundo aún hoy se concibe qué es ser mujer:

“La mujer -en la cultura mapuche- es la que conecta y enlaza mundos. Une el cielo con la tierra. Ella es el "canal", el puente, el pasadizo creador donde transitan calidades diversas de energía, el "lugar" donde se amalgaman y cuajan destinos; fenómenos nuevos. No en vano la palabra esposa -kure- literalmente significa “hueco fecundo por donde se canaliza la energía pura".

Ella establece el encuentro y el contacto entre dos realidades: las pone en comunicación recíproca, establece los accesos sutiles, determina y condiciona nuevos patrones de conducta, la preestablece, escribe el futuro y marca decisivamente los destinos.”

La respuesta automática del ser humano es combatir hacia afuera ante la “injusticia” y en forma masiva, como decía antes, haciendo marchas, protestas, etc. que como habrán comprobado no han servido de algo, simplemente acrecentó la violencia y el resentimiento de ambos lados.

Y como entonces no se trata de hacer algo masivo e indiferenciado, la propuesta es a modo de sugerencia que comiences con vos misma. Te mires al espejo y te preguntes qué conceptos hay en tu interior relacionados con ser mujer. Que te escuches a vos misma hablando al respecto, ¿qué idea e imagen ha surgido y a quién de tu familia se lo has escuchado decir? ¿Qué opinaban las personas de tu entorno más cercano al respecto? ¿Se hacían “bromas” relacionadas con el género femenino? Además sería interesante que anotes lo que surja porque eso te brindará bastante información de lo que actúas y no eres consciente. La sugerencia siguiente es que hagas la prueba de agudizar tu atención ante cada vez que te surja decir algún comentario auto-despectivo y que no lo hagas… ¿Por qué propongo todo eso? Porque como dice una conocida frase: “los cambios empiezan por casa” y tomándolo como analogía considera tu casa a tu cuerpo y tu ser mujer. Todo largo camino y aún el de transformación interna se inicia dando el primer paso. Si quieres respeto afuera tendrás que propiciártelo vos primero… Y si eres hombre ojalá también te haya aportado lo dicho anteriormente.

Seguiremos profundizando en esta temática apasionante e interesante que implica el Ser Mujer. Nos encontramos en el próximo tramo del camino.


  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco