El entramado amoroso y sus variables sutiles


Cuando se les pregunta a las personas en general respecto de sus experiencias amorosas es bastante frecuente escuchar las típicas frases “Fue amor a primera vista”, “un flechazo inexplicable”. En todos esos dichos se da por supuesto que te tocó esa “varita mágica del amor” y resultaste afortunado/a en el designio del azar. Y luego de un tiempo surgen las quejas y los reclamos con las conocidas frases: “no sé qué sucedió, antes no era así”, o sea, el príncipe azul se destiñó o la princesa pasó a ser “la bruja”.

¿Por qué hay un abismo entre esa creencia de que es EL o ELLA “el amor de tu vida” y luego resulta ser que “no es la persona”... ? ¿Es en realidad así? Diría que es exactamente la persona indicada… ¿Y por qué digo que en realidad sí es la persona? Hay variables sutiles operando independientemente de que se capten o no… Como decía el Principito: lo esencial es invisible a los ojos, frase bien aplicable a la temática planteada...

¿De qué hablamos cuando hablamos de variables sutiles? Me estoy refiriendo a que hay pautas, detalles no tan a la vista que operan desde el primer momento en esa “elección”.

Sutiles porque justamente operan en el campo cuántico de la realidad, donde allí todo se gesta, son energías que “mueven”, son combustible que te hacen accionar, dirigirte, ya sea operando tanto en lo psíquico como en lo energético, se vibra en el cuerpo. Lo que hay que tener presente es que en esas elecciones ya hay hechas pre elecciones.

Desde el enfoque astrológico, la energía que se lee a través de los elementos es clave. Tu temperamento condiciona tu entorno, aquello de lo cual adoleces lo vas a querer buscar afuera inconscientemente. Cuando hablamos de elementos hablamos de Fuego, Tierra, Aire, Agua.

Si por ejemplo adoleces de elemento fuego en tu mapa natal, es probable que te sientes atraído o atraída por una persona que sobresalga en dicho elemento. Aquí es donde vale el dicho “un roto para un descosido”. El tema es que eso que te atrae en general luego suele ser lo que te molesta de ese otro, ¿y por qué sucede eso? Ya lo veremos…

También como variables astrológicas a considerar se consideran la energía de la Luna en función el signo en el que esté ubicada en la carta y sobre todo si estamos considerando las primeras relaciones amorosas en tu vida. La Luna representa el mundo emocional y lo más primario en cada uno, está relacionada con la madre, que en cierto modo es “el primer amor”. Entonces obviamente que ese modelo de amor que se “mamó” es la vara con la cual se irá en busca de “ese amor ideal”, ¿ideal según qué parámetro? Lo menciono para que reflexiones respecto de la estructura que está detrás de esos dichos y que generalmente no escuchamos. También el signo del Sol en la carta que en el caso de las mujeres, suelen proyectarlo en los hombres que les atraen.

También hay que considerar la posición del planeta Venus y del planeta Marte según el signo en que se encuentran. Las mujeres generalmente se sienten atraídas por lo que el Marte de su carta les indica y los hombres buscan mujeres que según lo que el Venus de su carta le indica. Igualmente no hay reglas fijas para estas cuestiones sino sería todo muy rígido y en cierto modo, aburrido. Hay que considerar más datos como las conexiones que esos planetas con otros signos y sus posiciones. Hay más variables que en su conjunto particular conforman un color especial haciendo que la sintonía de una persona sea “su tono”.

Te conoces lo suficiente para distinguir con quién sí y con quién no? Y por qué atraes a la persona que atraes? Justamente de lo que se trata es que comprendas qué energías te son afines y cuáles no y al momento de interactuar con el mundo y puntualmente con una potencial persona candidata para conformar una relación entiendas el por qué y el para qué de esa atracción. Si te falta fuego en tu carta, como mencioné en el ejemplo anterior, y justamente esa persona es muy impulsiva y arrolladora, no se trata de que permitas que te desplace con su fuego quemante sino que aprendas de Eso para integrarlo a tu vida, sino las relaciones se convierten en muletas y por eso luego de un tiempo lo que no se toma. se pudre. Aquello que en un principio te atrae de la otra persona al punto de que la admiras porque en tu caso sientes que careces de eso, significa en realidad tienes que habitarlo en Tu vida, no depender del otro. Esas dependencias son las raíces de los conflictos. Entonces además de conocer toda esa información tanto tuya como del otro, lo fundamental es que la aproveches accionando en tu vida y actuando de una forma diferente sino es, como he dicho en otras ocasiones, acumulación de información para simplemente saber. Y con saber lo que opera en tu interior, no alcanza, está en vos hacer tu movimiento en el tablero de la vida para que Universo capte que estás escribiendo Tu historia conscientemente.

Ojalá hayas disfrutado de estas líneas, nos encontramos la próxima semana. Que el logos sea tu guía. ¡Hasta pronto!


  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco