El origen de las relaciones humanas


Es innegable aceptar que uno de los aspectos de las personas en sus “logros en la vida” es lograr que haya en su vida relaciones especiales. Ya sean amistades como también en lo que respecta a relaciones amorosas como base de lo que la mayoría ansía que es formar su propio clan y trascender. ¿De dónde surge la necesidad de relacionarse? ¿¿Por qué tanta energía invertida en vivir relaciones amorosas?

Más allá de que hay una industria que fomenta esa fantasía, a través de la multiplicidad de películas románticas, novelas y demás prototipos masivos que orientan en ese sentido, por algún motivo se incentiva en esa dirección, ¿no es cierto? ¿Por qué existe ese imán tendencioso que cautiva y hechiza en cierta forma a la mayoría de las personas?

Si hacemos un viaje en el tiempo nos toparemos con diversos mitos relacionados con el hombre y el origen de su vida social. Uno de ellos es el mito del Andrógino. .

Se dice que allá lejos y hace tiempo, en los albores de la evolución de la humanidad, no había distinción de sexos, era todo en uno.

Cuando se los separó, se los hizo hombre y mujer y el recuerdo de haber sido uno hizo que se quisieran volver a unirse desesperadamente. De ahí también deriva la frase: la media naranja.

Por su parte, en el relato del Génesis, Dios crea a partir del barro, según su propia imagen, al ser masculino-femenino, insuflándole el espíritu a través del soplo divino. Ese ser creado, nacido, es hermafrodita, sin cognición y todavía unido a lo divino. Ese ser vive en el Paraíso, en un mundo etéreo. Permanecer en ese jardín presupone obedecer ciertas leyes, como por ejemplo, no comer del árbol de conocimiento. Por lo indicado en el relato bíblico, dios vuelve a crear al hombre y en esta ocasión le quita una costilla y crea a Eva, su compañera dejando dicho de ese modo que existe la polaridad y por ende, la dualidad, la complementariedad.

En el relato de Adán y Eva, el hecho de que a Adán le hayan quitado una costilla para crear a Eva es una alegoría de esa dependencia, o remanente de dos en uno. También cómo ese simbolismo repercute en ese actuar sumiso de muchas mujeres que pareciera sentirse en deuda con el hombre. Sino no permitiría el maltrato. El otro extremo de eso es la rebelión de la mujer que en pos de ir en contra de esa dependencia se auto-proclama independiente y autosuficiente. Es el otro polo de lo mismo.

Lo que sucede en general es que las relaciones se plantean desde la necesidad, y ahí radica el primer fatal error. Decirle a la amada/ el amado: te necesito, es grave, aunque suene romántico.

Desde el hermetismo se sabe que con las palabras se crea tu realidad, con lo cual el decir que necesitas a alguien, simplemente lo que produce es que así sea. Tu vida girará en torno a esa persona y actuarás como apéndice del otro.

Y a todo lo anterior, el origen colectivo, hay que agregarle el origen social y familiar. Qué orígenes hay plasmados en tu psiquismo que vienen de antaño y lo ignoras por completo?

Ahí se formará ese desde donde con el cual cada quien genera las relaciones que genera en su vida cotidiana.

¿En dónde estás posicionado en lo que respecta a relaciones? ¿Son una necesidad para vos? ¿El mito del andrógino está latente en tu interior? ¿Buscas a tu media naranja?

¿Qué energías de tu carta remarcan esa dependencia afectiva, o por el contrario, la creencia de auto-suficiencia y desinterés en la búsqueda de complementariedad con el otro? ¿Qué factores astrológicos son posibles canalizadores de esas tendencias mencionadas?

Luego que comprendas porque tu vida está tejida de la forma en el que lo está y que las agujas con las cuales has entramado las relaciones que surgieron en tu vida son tuyas y las manejas vos, ahí es posible comenzar a plantearse posibles cambios, sino por más intención que se tenga, se repetirá nuevamente la misma historia, cambiando las formas.

Es crucial entonces definir las directrices que eliges conscientemente como parámetros en la elección de pareja y en el modo de relacionarte en general. El origen de cómo son las relaciones ya está instalado, con lo cual es necesario conocerte en profundidad y así detectar a tiempo cuando el reclamo de la media naranja y la frustración aparecen.

Como se dice de las energías astrológicas, que generan tendencias, no obligan, así que está en cada quien como las aprovecha.

Ojalá hayas disfrutado de estas líneas, nos encontramos la próxima semana. Que Tu Logos sea Tu guía. ¡Hasta pronto!


  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco