La ficción como puerta del Despertar Iniciático


Si has tenido la oportunidad de ver alguna película del género “ciencia ficción” tal vez has notado que hay una determinada temática de fondo que se repite una y otra vez. Temáticas del estilo ataques al ser humano, conspiraciones que quieren hacerlo desaparecer, revolución tecnológica que se rebela ante el ser humano, etc. Hay una película del estilo ciencia ficción que se estrenó hace unos años, titulada “La Isla” cuyos protagonistas son Ewan MacGregor y Scarlett Johansson. ¿Por qué quiero hablar de esa película en sí? Ya lo veremos….

En lo que respecta al argumento de la película, trata de lo siguiente:

“Es el año 2019. Lincoln Seis-Echo (Ewan McGregor) y Jordan Dos-Delta (Scarlett Johansson) se encuentran entre los cientos de residentes de una especie de campo de concentración. Dentro de ese lugar cuidadosamente vigilado, su vida cotidiana, como la de los demás, está rigurosamente controlada y llena de restricciones. La única salida -y la esperanza que todos comparten- consiste en ser elegidos para ir a "La isla", el único lugar del mundo que no ha sufrido los efectos contaminantes de un desastre ecológico que, al parecer, acabó con todos los hombres, excepto los habitantes de esa zona. Lincoln, que vive atormentado por pesadillas inexplicables, se siente cada vez más inquieto, y su creciente curiosidad lo llevará a descubrir un terrible secreto.”

En la película lo que muestran es a un grupo de personas que “aparentan” estar en un lugar seguro, “viviendo” cómodamente y protegidas del “mal exterior” personificado en los resabios de una contaminación ambiental mortal. Cada uno de los integrantes de esa comunidad tiene “recuerdos” de su infancia, de su vida de niños y eso los mantiene con esperanzas de algún día llegar a la “tierra prometida” llamada La Isla. Se producen sorteos regularmente y alguien “gana el pasaje a la Isla”. Lo que no se sabe es lo que sucede con esa gente “afortunada”.

En esa primera descripción, ya es posible detectar algunos detalles interesantes. Por un lado, esa incesante necesidad de sentirte cómodo o cómoda y vivir en la tranquilidad permanente. Y la idea de que “algún día” te toque la varita mágica y llegues al paraíso porque “resultaste elegido o elegida” suena a mito religioso con el tema de portarse bien para ir al cielo. Como puedes detectar esas ideas están muy instaladas en el psiquismo humano y por más que uno lo que quiera negar y diga que no piensa así, esa idea de salvación y redención porque tienes linda sonrisa y sos “buena persona” está muy grabada en el inconsciente colectivo. Sin embargo, en esa película al protagonista le sucede algo particular, su cabeza lo atormenta con pesadillas e imágenes perturbadoras y comienza a cuestionarse en dónde está realmente. Su curiosidad lo mueve a ponerse en peligro y por ese motivo descubre una historia macabra detrás del idílico telón…

Y aquí es donde me interesa hacer un paréntesis, porque lo interesante en el relato de la película es que entre las tantas cosas que descubre el protagonista, una de ellas es que cada uno de los integrantes de esa comunidad tienen instalados por otros “programas” de recuerdos que habían tomado como propios. Y justamente, como mencioné anteriormente, esos “recuerdos” que creían propios era lo que los mantenían con esperanza… O sea, que en realidad había un relato interno, un mito, que los mantenía con esperanzas de que algún día su vida cambie… Y eso en realidad, nunca sucedía salvo que “ganaran “ el sorteo y…. “desaparecieran”. Entonces había un final programado para cada uno de ellos… Suena fatalista, no? Y pregunto, qué tanto te has planteado cuánto de ese relato está instalado tal vez en tu vida y no lo has notado?

A continuación, describiré un extracto de un libro de Joseph Campbell, imperdible por lo develador:

“En todo mundo habitado, en todos los tiempos y en todas las circunstancias, han florecido los mitos del hombre; han sido la inspiración viva de todo lo que haya podido surgir de las actividades del cuerpo y de la mente humanos. No sería exagerado decir que el mito es la entrada secreta por la cual las inagotables energías del cosmos se vierten en las manifestaciones culturales humanas. Las religiones, las filosofías, las artes, las formas sociales del hombre primitivo e histórico, los primeros descubrimientos científicos y tecnológicos, las propias visiones que atormentan el sueño, emanan del fundamental anillo mágico del mito.”

Más allá de que Hollywood tilde de ciencia ficción películas cuyos mensajes desde la “ficción” proponen que tomes consciencia, lo más importante es que te des cuenta de que en realidad hablan de despertar de consciencia. De que en primera instancia despiertes descubriendo el relato detrás del relato de tu historia personal. ¿Qué libreto estás siguiendo al pie de la letra y no te has dado cuenta? Y lo más develador aún y quizás lo más difícil de aceptar es que no se trata solamente con “saberlo”, con descubrirlo porque eso simplemente quedaría en lo intelectual. Para que algo realmente cambie en tu vida, tienes que tomar cartas en el asunto, ¿y qué significa eso? Despertar Iniciáticamente, es decir, que tomes la profunda decisión y con convicción que tienes que iniciar un camino cuya construcción depende de tu persona, eligiendo qué argumentos componen tu libreto del escenario llamado “vida”. ¿Te animas a tomar el Desafío?

Ojalá hayas disfrutado de estas líneas, nos encontramos la próxima semana. ¡Hasta pronto!


  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco