¿Existen las compatibilidades energéticas?


Cuando nos relacionamos está presente ese puntapié inicial de “qué buena energía tal persona” o “me produjo rechazo tal otra” y en base a nuestra “antena interior” vamos hacia un lado o hacia el otro. La mayoría de las decisiones que hemos tomado y tomamos en nuestro día a día tienen ese basamento. Y es un radar tan automatizado que no somos conscientes de cómo, por qué y desde dónde opera, simplemente elegimos o descartamos, y punto.

En realidad, analizándolo fríamente, es cómodo, porque es lo que se vibra y listo, no es lo que conviene, yo preguntaría, ¿no conviene a quién?. Ahí está el punto justamente, y es donde ahora nos adentraremos a observar qué hay detrás de la cortina.

Lo que la Astrología aporta es interesante porque propone el matiz de los elementos y su clasificación de las compatibilidades según qué elemento sea. Lo que propone en principio es que si se considera el elemento agua y el elemento tierra, hablamos de una compatibilidad orientada a que el agua humedece y nutre la tierra. Por otra parte, cuando relacionamos las otros dos elementos, el aire y el fuego, lo que se dice es que el aire aviva el fuego, lo incentiva e inspira. Lo que no te han comentado es qué sucede cuando el agua hace barro con la tierra, y la empantana o cuando el aire de tanto soplar, por ejemplo, apaga el fuego. Ahí está la otra cara de la moneda porque en realidad, preguntaría, ¿y entonces no está todo garantizado por la supuesta compatibilidad?. La respuesta es no, no lo está en absoluto.

La cuestión es entonces considerar que más allá de esas supuestas compatibilidades, nada está garantizado. Y así como todas posibles combinaciones de los signos de cada elemento, manifestando un matiz particular de ese elemento en sí, es posible que se entramen con signos de elementos supuestamente “incompatibles” y el resultado sorprenda. Cuando hablamos de diferentes matices, estoy hablando de, por ejemplo, el agua tipo placenta del signo de cáncer, con el agua pantanosa de Escorpio y del agua oceánica de Piscis. El elemento es el agua pero observen qué diferentes escenarios, eso ya le da un tono particular al elemento en sí. Lo mismo se puede hacer con los demás elementos en cada signo. El fuego tipo fósforo de Aries, no es el mismo fuego solar de Leo y tampoco el fuego de antorcha de Sagitario. La tierra fértil de Tauro, difiera de la tierra estéril de Virgo luego de la cosecha y de la tierra de alta montaña árida de Capricornio. El aire liviano a lo geminiano, brisa juguetona, vientos más potentes al estilo libriano que ponen a prueba el equilibrio dinámico y los aires raros en los picos de las montañas más altas al estilo acuariano.

En definitiva, hay se abre un abanico de posibilidades y oportunidades también. Si eres de esos casos que encuentras simpatía respecto de determinadas energías al punto de sentir gran comodidad, yo te preguntaría, ¿en qué sentido eso te suma?. No estoy diciendo que ahora tengas que abandonar y alejarte de esas relaciones afables sino preguntarte por el otro polo. Es decir, aquellas personas que te producen intenso rechazo y se te dificulta sostener una conversación porque “te supera su presencia”, ¿qué te está diciendo en realidad?. ¿Qué te está diciendo de tus energías no aceptadas, no asumidas?.

Ahí es donde está el meollo de la cuestión porque es fácil estar con personas que te resultan cómodas, obviamente ante todo tranquilidad y que “no molesten” pero atención porque eso puede llevarte al terreno de esquivar lo que “molesta” y escapar de determinadas situaciones y personas. Y la vida no es justamente andar escapando de los problemas sino primero reconocerlos y luego animarse a atravesarlos. Con lo dicho anteriormente, no estoy diciendo que tengas que conformar relaciones con personas que detestas, o que tengas que invirtarlos a tu casa a tomar el té, obviamente que se prioriza la buena energía entre dos personas pero, si realmente te animaras a conocer a ese “enemigo” y lo observaras con atención, tal vez te nutras y te enriquezcas de la información que descubras.

Como todo entramado energético, trae información que tiene que ver con cada uno en todo momento. Si estás en el camino de querer conocerte a fondo y avanzar en tu evolución, tendrás que integrar aquello de lo que intentas huir. Es tu decisión, la compatibilidad, en realidad, la CREAS en tu vida en función de tus ACTOS.

Ojalá hayas disfrutado de estas líneas, nos encontramos la próxima semana. ¡Hasta pronto!


  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco