Crea la economía que deseas


Cuando hablamos de la economía que deseas, el nombre te está diciendo que tiene que surgir de tu deseo. Pregunta, entonces es probable que lo que actualmente estás viviendo no es lo que deseas. El verbo crear con todo lo que implica, esa transmutación de energía que implica el escenario de creación de realidad. Lo fundamental entonces es reconocer en donde estás hoy y adonde quieres llegar. Tomar consciencia de esa distancia que implicará un aprendizaje, un recorrido en sí mismo.

Entonces como escenario de base, hay que considerar el cuadro de situación de lo social en lo que respecta a la economía, el paradigma económico cuyo valor central no está ubicado en el dinero como creemos sino que está enfocado en el factor tiempo. Se genera una necesidad que para ti es insaciable para lo cual requieres de dinero. Para conseguirlo lo canjeas por tiempo y así obtener ese dinero. A su vez, el paradigma actual generan continuamente nuevas necesidades y así seguir corriendo detrás de la zanahoria. Qué pasa entonces si empezamos a ver el tema con el valor central al tiempo en vez del dinero. Cuando logres generar en tu tiempo el dinero que deseas, entonces ahí sí habrás trascendido el paradigma actual.

Y cuando hablamos de economía automáticamente lo asocias a deudas, dinero, etc y no a lo que realmente significa, la administración eficiente de los recursos. Recursos que cada quien tiene, y eso implicará previamente generar orden en todas las áreas de tu vida. El tiempo también relacionado con el manejo de la energía.

Lo que sucede cuando uno escucha la palabra economía que viene de “conos” y que significa administrar tus propios recursos, con lo cual el tiempo es fundamental. Los paradigmas actuales ponen el foco afuera, cuando en realidad es uno el eje central como generador de su espacio-tiempo.El dinero a su vez, es lo real, también hay que considerar otros registros, lo simbólico, lo que simboliza el dinero para ti, también el factor emocional, qué emoción está asociada con el dinero.

La economía según los tres registros, lo real: moneda, lo energético, el bien energético de intercambio. Cuando entiendes que estás intercambiando, qué tiempo, qué energía estás intercambiando. Y desde lo simbólico, economía basada en la necesidad, pero en realidad lo que te faltará es tiempo. Más necesidad, más tiempo.

Entonces la clave es cambiar necesidad por Deseo. ¿Qué es una economía basada en el deseo? Basada en el deseo, y el deseo hay que crearlo ya que en realidad lo que hay dentro tuyo son creencias y deseos ajenos. Todo aquello que está programado en cada uno que fue dado por otros. Y eso es lo que sostiene la necesidad porque ese concepto de necesidad se alimenta a que gracias a otro tuviste la vida, ese concepto de dependencia que alimenta la necesidad y de ahí la base de todo lo que viene luego.

Toda economía es creada desde lo interno, las necesidades básicas hay que considerarlas pero no como foco central sino que lo central es que priorices lo que quieres en tu vida y hoy por hoy no está.

Lo que hay que aclarar es la diferencia entre deseo y ganas. El deseo hay que crearlo, tendrás que preguntarte qué es lo que en tu vida le das valor. Si quieres tiempo, calidad de vida, etc. , ¿a qué le quieres dar valor en tu vida?. Entonces luego verás como eso que ubicas en el casilla de valor lo transformarás en dinero. Tendrás que armar un plan con el cual detallarás cómo lo lograrás. La economía con la cual administras tus recursos: tiempo y energía que luego transformarás en dinero.

Ojalá hayas disfrutado de estas líneas, nos encontramos la próxima semana. ¡Hasta pronto!


  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco