Atrévete a encarnar lo diferente


¡Hola! Aquí encontrándonos nuevamente, compartiendo lo que está a nivel ritmo cósmico acompañandonos y entonces qué considerar para estos días. El día jueves 14 de mayo fue la Luna Cuarto Menguante en Acuario y esa posición a lo que invita es a observarte, evaluarte y poder detectar qué sí y que no de todo este período que transcurrió con tinte taurino. Lo que sea que hayas intencionado cuando fue la Luna Nueva en Tauro ahora está en su cierre abriente o no, dependerá de qué hayas aprendido para llevarlo a un siguiente nivel o no hacerlo. Y al estar en Acuario lo que propone como tono es que descubras lo creativo, lo que sume a tu ir más allá de lo acostumbrado porque como dice una frase que anda por ahí: si quieres resultados diferentes no hagas siempre lo mismo. Es un buen momento para introspección y revisión de los procesos repetitivos aquí Acuario puede ayudar a inyectarle nuevos aires creativos.


Sumando a esa introspección es la onda retrógrada que hay en estos días con Venus, Júpiter, Saturno y Plutón retrogradando. ¡Cuánta revisión que hay como propuesta!. En vez de verlo como retroceder o en contra, la profunda invitación es a introspección, revisión de lo que sí y de lo que no.


El fin de semana pasado hubo una “buena comunicación” entre Mercurio que estaba en Tauro con Plutón y Júpiter que están en Capricornio. Dependiendo de qué haya surgido como bueno, ya sea en comunicación interna, externa o pensamientos develadores u ocultos que aparecieron para depurar, ahora lo que se viene es un fin de semana de Encarnar lo que uno se comunicó, pensó develadoramente o anunció. Porque este fin de semana es el Sol en Tauro quien hará trígono a Plutón y luego Júpiter. Entonces aquí la cuestión es realmente tomar consciencia y vibrarlo con claridad, en primer instancia, concientizarte de lo que hay que depurar, y soltarlo sin dolor, porque no va y punto. Y además la posibilidad de hacer crecer esa sensación interna de confianza de que si sabes lo que no va más, y no lo alimentas más con tus pensamientos, emociones y/o acciones, hay posibilidad de cambiar tu realidad. Así de simple y complejo a la vez pero no imposible.