Cómo protegerse ante el caos reinante


No hay dudas que este año ha comenzado con bastante movimiento y lo que es interesante es cómo desde lo astrológico hubo y hay tantas muestras de los movimientos. Esto no es para decir que los astros originaron lo que está sucediendo, sino que es evidente que lo que sucede es sincrónico con las energías presentes en estos momentos. ¿Por qué un mensaje tan profundo se ha deformado de la forma que lo hizo?. Veamos primero cuál es la manifestación actual y luego profundizaremos en lo que esas energías en realidad invitan a encarnar.


Si observamos las características de lo que está aconteciendo actualmente hay síntomas de caos, miedo, paranoia, actitudes exageradas, sobre información que produce alta confusión. Si lo decodificamos desde lo astrológico implica la presencia de energía pisciana y la cercanía de Saturno y Plutón que tanto se habló en estos tiempos más recientes. A eso sumarle la cercanía de Júpiter y Marte que también está cerca. Todos ellos en Capricornio generando al estar todos allí cierta carga energética potente. ¿Cuál es la cuestión aquí entonces?. Veamos.


Cuando se habló en su momento de la conjunción de Saturno - Plutón se dijo que se trata de destruir estructuras, de depurar lo rígido en cada quien, ahora bien, el hecho de decirlo no significa que sea algo fácil de hacer, todo lo contrario. Y eso moviliza muchísimo a nivel interno, y estoy hablando de energías en su manifestación general, luego para llevarlo a un nivel más particular hay que analizar en dónde repercute en la carta natal de cada quien. Pero de por sí no estamos ajenos a las configuraciones generales. Todos, a su vez, estamos inmersos en el mito de Piscis y tenemos esa energía en nuestra carta con lo cual de alguna forma nos resuena. Casualmente Piscis entre sus manifestaciones lo que representa es la confusión y el caos y más aún cuando días anteriores el Sol estuvo en conjunción a Neptuno, el regente de Piscis.


¿Qué fue lo que se activó entonces con estas configuraciones por mencionar algunas de ellas?. Se activó lo peor en cada uno, lo más reactivo y básico, el miedo el caos, el tener que derribar estructuras desestabiliza y entonces bajan las defensas y hacemos síntoma. Y no me refiero a hacer síntomas en el cuerpo por una enfermedad física sino al miedo generalizado que no deja de ser una emoción que quita energía y poder personal. A esas energías, como mencioné antes se le sumó Júpiter exagerando y expandiendo ese miedo.