Escucha a tu bestia interior


Aquí estamos nuevamente sintonizando y encontrándonos a través de estas líneas. ¿Cómo te has sentido en estos tiempos más recientes? Lo que he estado compartiendo a través de los artículos y vídeos que estoy realizando, ¿te aporta? ¿Notas las energías tan intensas en tu vida cotidiana? Te lo pregunto porque en toda esta movida que hay a nivel energético y de connotación astrológica, si te interesa la temática astrológica, lo verdaderamente valioso es cuando puedes encontrar las conexiones de la información que abunda en las redes, con tu vida personal. Y lo más importante de todo, que te sirva para comprender y decidir diferente y no justificar. Veamos entonces…


En estos días el planeta Mercurio sigue en los últimos grados de Escorpio, como planeta relacionado con la comunicación, el pensamiento y la mente, estos pasos finales en el signo del escorpión posibilita escenario para terminar de sacar a la luz, aquello que aún estés renegando en reconocer y asumir. Mercurio, también conocido como Hermes en la mitología griega, en su nivel más elevado, es el mensajero de los dioses. El único habilitado para ingresar tanto al inframundo como al cielo, así lo relatan los mitos. Y como la mitología es simbología pura y refleja nuestro mundo simbólico interno, de lo que habla entonces es que sí tiene capacidad para ir a lo profundo. En cada uno de nosotros, está ese inframundo, que significa ese lado disimulado, reprimido, la bestia que está en cada uno encarcelada bajo 7 llaves. Y si Mercurio está en esas zonas es una posibilidad de hacer hablar a esa bestia interna. Quizás de lo que se trata es de permitirle expresarse, escucharte en eso que en general no quieres pensar. ¿Qué pensamientos recurrentes aparecen y automáticamente censuras? ¿Qué palabras tienes siempre en la punta de la lengua y no te atreves a pronunciar porque te da vergüenza lo que pensará el otro? Ese Mercurio subterráneo está deseoso de escucharte y ser receptor de esos secretos que por alguna razón callas… Quizás es tiempo de ponerles luz y sonido. Esto sí, evaluando que no sea para lastimar al otro y aquí que no se filtre el rencor o la venganza. Si es un secreto que sumará y que callaste por vergüenza o miedo a que te juzguen, ahí es para reconsiderar y animarte a poner en palabras.


En estos días, el planeta Venus que está en Escorpio, sumando a lo anterior, estará en oposición a Urano. Entonces aquí, está la posibilidad de generar cambios en tu forma de vincularte. Un Venus en Escorpio también habla de abrirte al otro de forma más intensa, de entrega, de compromiso y realmente es posible esa conexión intensa con el otro cuando hay diálogo transparente, cuando no hay secretos. Fíjate entonces como aquí Mercurio y Venus podrían trabajar en equipo y apoyar a tu causa de depuración mental y vincular. El hecho que Venus esté en oposición a Urano puede o bien, traer cambios repentinos, más en el sentido de cortes, interrupciones, o bien de giros rotundos a tu forma de relacionarte con el otro. ¿De qué depende que sea una u otra opción? Tu presencia y tu consciencia en esa relación. Si todo este tiempo estuviste en la luna de Valencia, en completa desconexión hacia el otro y ahí sí, será como un balde de agua fría, dirás quizás: “no la vi venir”. Y eso también será un aprendizaje para de ahora en más involucrarte y comprometerte en los vínculos que generas. La otra opció