La Clave de los primeros días del año


¡Feliz Año Nuevo! ¡Feliz 2021! Ojalá hayas disfrutado junto a las personas que quieres este nuevo ciclo que si bien a nivel fenómeno físico no produce cambios (el día y la noche siguen sucediéndose y no hay cambio en ese sentido) sí lo hay a nivel simbólico. Tantas personas en el planeta pensando que inicia un nuevo año y sí genera repercusiones a nivel mental y emocional. Por decirlo de otra forma, todo lo que pensamos, así como lo almacenamos en nuestro “programa personal”, cuando es masivo también deja huella en el “programa general” o inconsciente colectivo que hablaba Jung. Entonces, ¿qué considerar para los primeros 12 días de este año 2021 que como dice el título, es clave? Veamos.


En principio, es muy importante cómo estés de ánimo en los primeros días del año porque eso ya le dará un envión a lo que sigue. Es lo que se conoce como “efecto bola de nieve”, por eso ante los inicios de cualquier ciclo, etapa, día, momento, es fundamental revisar cómo está uno, ahí estás dejando tu impronta para lo que vendrá. Y si tomamos ese concepto y lo trasladamos al inicio del año, por eso es importante que le impregnes lo mejor. A nivel astrológico, venimos de una Luna llena en Cáncer que de por sí, como te mencioné en el artículo anterior, habilita un terreno para depurar y limpiar lo que no quieres que contamine tus inicios. Por eso te decía que esta luna expone, manifiesta, y qué mejor que hacerlo proactivamente y no que “salten” las fichas en el momento menos indicado o por arrebatos emocionales.


Una vez considerado lo anterior, como energías de estos días es interesante el escenario presente. A mitad de semana que viene, se producirá la Luna Cuarto Menguante en Libra, lo cual invita a realmente depurar y limpiar todo aquello que haya quedado pendiente relacionado con lo espejado por los otros, lo que descubriste internamente gracias a vincularte con los demás. Y como de cierres se trata, hay tres planetas que “cierran” su participación en los signos que estaban e ingresan a nuevos signos. Eso de por sí, también indica cambios de aires, de energías y es interesante que suceda en estos primeros doce días.