top of page

Luna llena en Escorpio y Eclipse: ¿cierres inesperados?





La intensidad retoma. Estos días anteriores de aparente “tranquilidad” fueron una tregua para preparar el terreno a lo que sigue. No cabe dudas que las energías están muy intensas, en lo social hay claras muestras de ello, y es en donde suelen manifestarse. En lo particular, tienes dos opciones: o te identificas con el caos social y eso ya podrás darte cuenta cómo repercute, o entiendes que la información que está en estos momentos son claras pautas para que puedas ver las cosas de un modo distinto en tu vida, para empezar.


Esta semana contamos con dos sucesos, uno de los cuales es el protagonista. Por un lado, a mitad de semana, Venus que está en los últimos grados de Géminis estará en cuadratura con Neptuno. Y el día viernes 5 de mayo, se producirá la Luna llena en Escorpio con eclipse penumbral.


En lo que respecta a Venus, que es la protagonista de este período al ser la que rige al signo de Tauro, trae la posibilidad de generar comunicación sólida y concreta. Relaciones sociales nuevas y ágiles, información que te trajo conocer o retomar contacto con personas que están en sintonía con lo que te interesa. Todo eso es lo que Venus en Géminis estuvo y está moviendo en esta última semana ya que en breve, ingresa a Cáncer. Ahora bien, esta semana con esa tensión con Neptuno habrá que prestar especial atención a no entrar en falsas promesas e ilusiones. Esa persona que te gusta, te dice “hola” y lo tomas como una declaración de amor. Ciertas distorsiones o confusiones en lo que recibes de información a través de tus vínculos. Para poder sincronizar de la mejor forma posible esta configuración, lo interesante sería que indagues qué tanta sensibilidad y empatía das y recibes en tus relaciones. ¿Tus conversaciones involucran “charlas álmicas” o son engañosas y llenas de expectativas? Es posible que descubras, por ejemplo, que creías que tenías una buena comunicación con tu pareja y resulta que la que habla y habla sos vos y el otro dice “ahá ahá” y te autoengañas creyendo que hay diálogo. Esos “detalles” hacen una diferencia y generan una movilización muy grande cuando quedan al descubierto. ¿Acaso no te moviliza descubrir que quizás donde creías que había comunicación no la hay? Bienvenido sea si queda al descubierto porque es el primer paso para generar un cambio. En estos tiempos tan veloces y fugaces en donde el “todo ya” también pretende comerse el tiempo que implica conocer a alguien a fondo y profundamente, dedicarse un tiempo para reflexionar sobre cómo realmente te involucras en tus vínculos, es importantísimo.


Y como suceso más destacado de la semana, el día viernes 5 de mayo, tendremos la Luna llena en Escorpio con eclipse penumbral. No es un eclipse total y hasta tal vez no se note mucho la sombra de la Tierra sobre la Luna pero es un eclipse lunar al fin. Aquí en un principio, te invito a que trates de recordar qué sucesos estabas atravesando allá por el 25 de octubre pasado que fue la Luna llena en Escorpio y como todo período de seis meses aproximadamente, hay una manifestación en función a lo sembrado en ese momento. Lo que se siembre puede ser consciente o como en general sucede, es inconsciente. Esto a lo que invita a que cada uno en la medida que se auto observe más y más, pueda encontrar las conexiones a situaciones que vivencia que aparentemente son inconexas.


En esta ocasión, como todo eclipse lunar, es un momento de cierres y finales. La Luna llena es una fase de manifestación y exposición, tal como vemos la cara llena de la Luna mostrándose abiertamente. Al ser en Escorpio, lo involucrado tiene que ver con todo aquello que es intenso en tu vida y lo evitas lo más que puedes. Aquí entonces es cuando las cosas estallan en tu cara y dices “por qué me sucede eso ahora?” Reconocer que lo excluiste de tus planes, de tu vida y es algo que tienes que enfrentar. Escorpio se lo asocia al dolor porque involucra esas emociones que en general te muestran vulnerable, humano y finito. Esas cosas que te muestran que no puedes controlarlo todo y que hay ciclos que empiezan y terminan. Lo que tal vez quede expuesto sea tu apego, tu necesidad de controlar y tu miedo a la pérdida. Al estar involucrado el eclipse, la cuestión se torna un poquitín más intenso aún porque es final final. Y a todo lo anterior, se le suma una componente más que hace de esta Luna llena con eclipse más singular aún, y es que estará Urano muy cerca del Sol también involucrado. Entonces aquí la cuestión es preparar tu capacidad de adaptación al cambio y sobre todo entender que sea lo que sea que suceda es una invitación a poner un corte y cierre y tener la flexibilidad para aceptarlo. Ahora que ya sabes todo esto, es preferible que le des un cierre a eso que todavía estás dando vueltas a que sea el universo el que lo haga. ¿Qué cosas son las que tendrías que poner un punto final en tu vida y que por todas las vías lo has estado evitando?


Antes de concluir quiero contarte que en el mes de junio 2023 doy un nuevo Curso de dos meses, Astrología del Bienestar: sanando tu linaje. En esta ocasión es la posibilidad de que conozcas qué te aporta la Astrología en relación a tus energías de base vividas a través de las figura Padre-Madre y tu entorno histórico para comprender tu situación actual y la oportunidad de darle un nuevo giro y sentido a tu energía esencial. Ojalá te interese la propuesta y nos encontremos en el Curso. ¡Buena semana y gracias!




Carolina Capmany

FanPage Facebook: Logos Astral

Sumate a la Comunidad Logos Astral en Facebook

Instagram: @logosastral

Youtube: www.youtube.com/carolinacapmany

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page