top of page

Luna llena en Libra: ¿por qué es un arte vincularse?






Seguimos con los giros y movimientos cósmicos. Este mes de marzo que concluyó trajo mucha movilización e invitación a ver donde en general quizás no ponías atención. En lo social, una serie de sucesos escandalosos, sobre todo aquí en Argentina, en donde lo más bajo y “podrido” del ser humano quedó expuesto. Denuncias de abusos de menores que más allá de si es cierto o no, lo que hay que mirar es por qué esa temática surge desde lo profundo y expone lo más bajo del ser humano. Si se traduce en términos astrológicos, es Plutón en Acuario dando una muestra de todo lo que hay todavía por mostrar y hacerse cargo. Y esto recién empieza…


Además de estos movimientos intensos que estarán por bastante tiempo y es un escenario entonces para que lo tomes como proceso personal, estos días también se producirán sucesos más cercanos. Uno de ellos es el ingreso de Mercurio a Tauro, este mes comenzará su retrogradación y esta semana se produce la Luna llena en Libra.


En lo que respecto a Mercurio, el planeta cuya función representa la comunicación, la mente, tu capacidad para conectar información y el conocimiento en sí mismo, ingresa a un signo de tierra. Este ingreso se producirá el día lunes 3 de abril. Luego de estar en Aries, cuyo escenario propiciaba una mente más provocadora, que las palabras quemen y no se procesen lo suficiente, ahora el escenario es muy diferente. Se podría decir que Mercurio aquí se ralentiza, se torna más lento y pausado. En un principio, Mercurio no se siente muy a gusto en este signo, porque Mercurio es vivaz, super veloz e inquieto y Tauro es el signo más estable y lento del zodíaco (comparado con los demás). ¿Cómo sería trabajar en tu mundo mental una buena integración de ambos? Si de por sí tu Mercurio está en un signo rápido (aire o fuego) será una oportunidad para aprender a regular y procesar más lo que piensas o expresas. Si eres una persona que ya tiene una ubicación similar (Mercurio en Tauro o en signos de tierra o agua) es una posibilidad entonces para revisar en qué te estancas, que prestes atención a que no se potencie el estancamiento o el quedarte ahí sin expresar lo que realmente piensas.


Mercurio en Tauro lo que posibilita es aprender a “rumiar” tus pensamientos y tus palabras, a procesar bien lo que estás por decir y entonces revisar antes de abrir la boca. Si tienes que tomar una decisión en función a tu economía, analizar tranquilamente las opciones y posibilidades, no apuro y ojo, no terquedad. Otra veta de esta energía es empacarse cual toro molesto y eso tampoco ayuda. Quizás descubras que te fijas en un pensamiento o en determinadas “frases célebres” y no sales de eso. Eso sería terquedad de mente y expresión. Sin darte cuenta, eso te lleva a que estés siempre girando en lo mismo. Es un buen escenario entonces para revisar esos puntos. Convertir tus palabras tercas en palabras fértiles, que produzcan y generen riqueza interior, ante todo.


El otro suceso que es el que titula el artículo de hoy, es la Luna llena en Libra que se produce el jueves 6 de abril. Y si hablamos de Luna llena hablamos de fase de manifestación y exposición. Lo que tiene que aparecer, exponerse y reconocerse se hace presente. Y al estar en el signo de Libra, la temática son los vínculos, las relaciones. Libra es el signo que muestra la complementariedad, el equilibrio dinámico de continuamente sostener una balanza. El que una balanza, que es el símbolo de Libra, esté en equilibrio es un trabajo de sostener continuo, porque los platillos se mueven, se balancean y lograr que estén alienados es un “arte”. Si esto lo llevas a tus relaciones, significa lo importante que es descubrir dentro tuyo, cuáles de tus actitudes, de tus palabras, de tu forma de relacionarte hace que los platillos se sacudan o incluso se caigan y no te des cuenta.


En tus relaciones tienes la clave de lo que se muestra como diferente. Aquello que consideres que no tiene que ver contigo y que ves en el otro, las diferentes en la forma de ver las cosas, de pensar y actuar ya muestran que esa otra persona es DIFERENTE y aunque no lo creas, es genial que sea así. Imagínate vincularte con alguien que fuera igual que tú, que coincidiera en todo. Aunque eso está en la fantasía de muchos, en el fondo es super contraproducente. Primero, porque no habría algo nuevo o diferente que aprender o escuchar, sería recibir lo que ya conoces y segundo, lo que está de fondo es creer que no tienes algo nuevo o diferente que aprender, que ya lo sabes todo, ahí hay que tener mucho cuidado. La única forma de avanzar en la vida y de crecer es cuando reconoces que falta algo en tu vida, que no lo sabes todo y que hay otras otras posibilidades. Los vínculos nos traen esa información, aunque en muchas ocasiones no lo captemos. Te invito a que reflexiones al respecto y trates de descubrir qué podría haber de aprendizaje en tu entorno en estos momentos.


Si deseas profundizar aún más en todo esta temática, descubrir cuáles son tus fortalezas y debilidades y aprender a usar a favor todo esa valiosa información, te invito a que me escribas para una consulta astrológica y te cuento cuál es mi propuesta. ¡Muchas gracias por estar y buena semana!





Carolina Capmany

FanPage Facebook: Logos Astral

Sumate a la Comunidad Logos Astral en Facebook

Instagram: @logosastral

Youtube: www.youtube.com/carolinacapmany

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page