top of page

Solsticio y Luna Nueva en Capricornio: tiempo Clave para tus propósitos





¡Hola! ¿Cómo estás? Se acerca el final del ciclo calendario y esta semana puntualmente nos recibe con varios movimientos que son importantes. Como toda cuestión y la Astrología no es la excepción, hay ritmos y movimientos y esta semana toca moverse un poco más. Como título del artículo de hoy, es una semana en donde las energías se concentran para que uno pueda subirse a la ola. Como dice una conocida frase: Los Astros inclinan pero no obligan, jamás te determinan algo, si uno conoce el potencial de lo nos acompaña momento tras momento, es nuestra responsabilidad sincronizar nuestra vida con ese ritmo. Cuando se desconoce o conociéndolo uno actúa pasivamente ante los hechos, entonces ahí se dibuja un destino.


El día 20 de diciembre Júpiter reingresa al signo de Aries, para ahora sí avanzar por el signo del carnero. Aquí la cuestión en definitiva, a lo que invita es a que pongamos en acción nuestro propósito. Con la vuelta a Piscis fue la posibilidad de revisar qué cosas estaban en el tintero o pendiente de soltar definitivamente. Descubrir qué es lo que le sentido a tu vida no se descubre de un día para el otro. Son años de experiencias y de incorporar aprendizajes, de ahí es que uno llega a conclusiones de lo que sí nutre su vida y qué cosas que tal vez sí ahora ya no más. Piscis invita a agotar lo que faltaba internamente para ahora sí preparar el terreno de lo nuevo. Júpiter en Aries ya nos da un fuerte empujón para avanzar con sentido, direccionalidad y claridad en tu camino.


Casi al mismo tiempo, el Sol hace su ingreso al signo de Capricornio, conformando lo que se conoce como Solsticio, de Invierno para hemisferio norte y de verano para hemisferio sur. A nivel simbólico, los Solsticio lo que establecen son puntos máximos de manifestación de la energía solar. Ya sea porque llega a un punto de inflexión, día más corto o día más largo, dependiendo el hemisferio en cuestión, es un hito que habla de nuestra conciencia. Así como en los Equinoccios hay un equilibrio, en donde el día y la noche duran lo mismo, en los Solsticios son las mayores diferencias. Y en la diferencia es donde uno tiene la posibilidad de conectar con eso que quiere hacer crecer. Esta fecha está asociada a lo que se conoce como Sol Invictus, que significa el inconquistado, el “invicto” y se refiere al hecho de haber transitado un ciclo en el cual emerge de la oscuridad. Aquí entran en juego costumbres antiguas paganas que daban mucha importancia a estos sucesos y que en definitiva, a lo que invita es a resignificar cuál es tu rol de autoridad en tu propia vida. Estamos hablando del signo de Capricornio y el Sol en Capricornio es posible asociarlo al arquetipo del Padre. Y cuando hablamos de padre a lo que representa a nivel simbólico como autoridad, función paterna. Trasladado a nuestra propia vida, hacernos cargo de nuestras acciones, decisiones y de lo que sentimos. Lo que decidimos y sus consecuencias.

El hecho que estén en tensión, el Sol y Júpiter es un factor a tener muy en cuenta, en el sentido de no exagerar, no pecar de soberbia en el sentido de creerse la autoridad y que te las sabes todas. Si asumes tus responsabilidades, ten en claro PARA QUÉ.


Además de todo lo mencionado antes, el día 23 de diciembre, se produce la Luna Nueva en Capricornio, con Júpiter también en cuadratura al Sol y la Luna. No es un aspecto menor y hay que tenerlo muy en cuenta para que no desvíe o distorsione lo que uno quiera intencionar. Un nuevo ciclo que inicia, en esta ocasión, como semillero para lo que se viene en el ciclo 2023, algo que recorrimos en el Taller del día de ayer. Y aquí la cuestión está centrada en tu capacidad para asumir responsabilidades, hacerte cargo de tu emocionalidad, cuánto de lo que haces es porque en el fondo no sabes pedir ayuda y te crees que todo lo puedes. Que tus decisiones o lo que intenciones no sea para demostrar que puedes hacer las cosas en soledad, para demostrar tu autosuficiencia. A cada uno nos corresponde hacernos cargo de nuestras decisiones pero también saber hacer red, dar y recibir, conocer las propias limitaciones y atravesar el miedo al rechazo. Esta luna lo que puede llegar a activar es el miedo al rechazo o al abandono, por eso hacer cosas y no pedir ayuda si hace falta para evitar ser rechazado. Es una fase para planificar y dar estructura a lo que quieres lograr en este nuevo ciclo que iniciamos. Proponerte una meta para el año 2023 y asumir las responsabilidades que eso conlleve. Al estar Júpiter en tensión, mucho cuidado con las exageraciones o el otro polo, las minimizaciones. Como te mencioné antes, si te propones un objetivo que tengas claro para qué lo haces.


Nos encontramos la próxima semana en Navidad, deseo que siembres las semillas de lo que deseas atraer a tu vida y que hoy no está. Tú eres el creador de tu realidad y también responsable. A brindar entonces por nuestra fuerza interior y capacidad creadora. ¡Feliz Solsticio, Lunación y Semana! Un cálido abrazo.







Carolina Capmany

FanPage Facebook: Logos Astral

Sumate a la Comunidad Logos Astral en Facebook

Instagram: @logosastral

Youtube: www.youtube.com/carolinacapmany

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page