Soporta las consecuencias de tus cambios



Luego de la intensidad de la Luna llena en Escorpio y la invitación al cambio, hay que definir. El día de hoy viernes el Sol y Urano están en conjunción en Tauro lo cual a lo que invita es a que tomes consciencia del cambio que pulsa en tu interior y que tironea por salir. Todo el movimiento energético que propició la fase de luna llena fue para que saliera y quedara expuesto lo que hiciera falta. Todo lo que se intentó en otros momentos disimular, minimizar, negar y/o reprimir, quedó a la vista.


Cuanto más uno se resiste a aceptar situaciones, emociones o circunstancias que le pesan o que le enfurecen, más pulsarán por salir y quedar a la vista. En general, es en el peor momento y en el peor lugar. Por más incómodos que sean esos momentos de sinceridad profunda contigo, menos posibilidad de que las situaciones estallen afuera.


Luego con la conexión del Sol y Urano tienes que prestar atención de no querer huir o desconectar de la escena difícil. Luego que queda expuesto algo, viene quizás la vergüenza, arrepentirte y querer salir corriendo. Ese impulso mejor frenarlo porque no resuelve algo. Al contrario, huir lo que genera que te lo encuentres de vuelta con más fuerza aún. Si frenas el impulso de querer escapar, lo que sobrevendrá posiblemente son cambios, decisiones nuevas y creativas, diferentes a lo acostumbrado.


Comenzando la semana se producen sucesos bastante interesantes, Mercurio antes de despedirse de Tauro estará en tensión con Júpiter. Esa tensión lo que puede llegar a movilizar es a tus pensamientos más posesivos y arraigados. Replantearte formas de pensar y decidir y darte cuenta que tus creencias han cambiado por lo tanto, tus decisiones también están en revisión. Luego de ese contacto Mercurio ingresará a Géminis, a su domicilio, sintiéndose más cómodo allí.


Ese mismo día se producirá la Luna Cuarto Menguante en Acuario, con la particularidad que esa tensión entre el Sol y la Luna se le suma Saturno. Saturno en el mismo grado que la Luna estarán en cuadratura al Sol. Toda fase de lunación de Cuarto Menguante invita a los cierres, evaluaciones y aprendizajes de lo acontecido. Aquí la nota colorida es que además de ser en Acuario lo cual le aporta posibilidad de enfoque original y diferente, está Saturno. Esa Luna en principio, se sentirá un tanto inhibida o limitada por la presencia de Saturno como así también la expresión solar. No se trata de sentirse inhibido sino de que todo el proceso que se está cerrando y evaluando te lleve a madurar, a hacerte cargo de tus acciones y de tu carga emocional. Si todo lo que apareció en esta semana te sirvió para conocerte aún más, bienvenido sea. Y si lo que descubriste fue una actitud infantil de tu parte, es tiempo entonces de asumir tu responsabilidad y hacerte cargo. Saturno no resulta simpático porque te dice las cosas como son y no hay justificación o argumentación que valga. Cuando las cosas son como son, es así y punto, nada de rodeos ni de maquillar las cosas.


Las energías entonces están orientadas a sostener y hacer crecer tus nuevas decisiones producto de tus cambios. Lo más difícil luego de una crisis y de generar un cambio, es sostenerlo en el tiempo. Muchas veces esas “decisiones importantísimas” han quedado como anécdota y lo anterior volvió a presentarse. Tienes la oportunidad de hacer algo diferente, que no sea una anécdota que sea realmente el principio de tu profundo cambio y crecimiento interior. ¡Buena semana!