Aprender a decir basta

22 Nov 2019

 

Luego de la lucha de fuerzas interior que nos llevó a reconocer la división interna que habita en nosotros y lo cual derivó en una crisis, es posible vivenciar otros momentos en la vida en los cuales es necesario, hacer pausa.

 

Y cuando hablamos de pausa no implica desconectarse de nuestro proceso interno u olvidarlo, todo lo contrario, se trata de brindar el espacio interno para “escucharnos” y posibilitar un movimiento activo que implique tal vez un giro en nuestras vidas.

 

Giros que resulten por ejemplo de tomarse un año sabático y darse cuenta que más de la mitad de nuestras vidas la habíamos dedicado a algo que no era lo que queríamos y que lo fue anterior a ese lapso de tiempo, simplemente mostró el cortocircuito necesario para brindarnos ese espacio-tiempo de conexión interior.

 

En los relatos mitológicos hay escenas que reflejan esta instancia necesaria presente en algún momento de nuestras vidas. En la Ilíada, Ulises habiendo emprendido el regreso, llega a una isla y es retenido durante 7 años por  Calipso, una mujer que vivía en una cueva la cual lo llena de atenciones para retenerlo hasta que Zeus la obliga a que lo libere. Otra conocida historia es la de Jesús y los 40 días que pasó en el desierto, enfrentando al diablo y sus tentaciones.

 

De ese tiempo surgirá tal vez, aquello que está escondido en lo más profundo de nuestro corazón y que antes no escuchábamos porque no estábamos preparados para oírlo. Esa frecuencia que logramos sintonizar luego de una crisis y que es posible cuando nos llamamos al silencio y la pausa interna.

 

Esa pausa interna, no tiene que confundirse con espera a que alguien me diga lo que tengo que hacer sino a tomar profunda consciencia de que quiero realmente darle un giro a mi vida y anteriormente no me atreví a hacerlo.

 

 En lo que respecta a Arcanos del Tarot, estoy hablando del Colgado (Le pendue) una carta que no hay que tomarla como algo “malo” sino justamente un impasse que invita a la profunda conexión luego de los movimientos internos descritos en La Fuerza. 

 

¿Realmente uno se brinda esos momentos o han sido forzados?. Muchas veces por negarnos a “parar”, la vida, por decirlo de alguna forma, nos “invita” a que frenemos, hay casos en donde la persona se enferma y está obligada a estar en cama por bastante tiempo, para realmente darse cuenta de situaciones de su vida que si no hubiera “parado” no se hubiera dado cuenta.

 

En realidad es preferible brindarse esos momentos a consciencia a que las circunstancias nos fuercen a tener que tomarnos esa “licencia”. ¿Qué implica que uno lo haga a consciencia?. Y dependerá de qué tanto nos conocemos, nos escuchamos y estamos en sincronía con nuestro proceso interior. Y si tomamos esa pausa a consciencia es posible que uno la genere más profundamente en su mundo interior a que involucre el plano real. Es decir, ese “estar colgado” puede implicar tomarse una pausa interna mientras seguimos con nuestras actividades. ¿Has vivido esa experiencia en tu vida?. ¿Te ha sucedido que la vida te haya invitado a algún impasse?. ¿Qué giros generaste en tu vida a raíz de eso?.

 

 

 

 

Carolina Capmany

FanPage Facebook: Astro Iniciática - Logos Astral

Mail: contacto@logosastral.com

Pagina Web: www.logosastral.com

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Archivo
Entradas recientes

November 22, 2019

Please reload

Please reload

Buscar por tags