Reconectando con tu energía venusina


Tal vez si menciono a Venus lo asocias automáticamente al amor, sin embargo, la energía venusina no hace referencia exactamente al amor como lo conocemos socialmente, sino con cuestiones que se relacionan con lo más esencial de cada uno.

Desde lo mitológico a Venus o Afrodita, para los griegos, se la conoce por sus andanzas y peripecias y justamente una característica de Venus es su desenfado y su direccionalidad en dirigirse a lo que desea y le procura placer sin medir consecuencias. Sus aventuras están conectadas directamente con satisfacer sus deseos inmediatos y no le interesa el compromiso o el generar un vínculo afectivo con ese otro, lo emocional lo refleja la Luna.

Lo característico de la energía venusina o, de lo que en esos mitos se destaca, es la conexión con el propio deseo, con el propio cuerpo considerando desde el propiciarse placer en el comer, el dormir y en el plano sexual. En síntesis, conocerte profundamente en cuanto a tus deseos más básicos y profundos….

A continuación, surgen preguntas tales como: ¿Conocés lo que realmente valores y deseas?¿En función de qué haces las elecciones en tu vida?

El estar desconectado de la energía venusina propia implica ignorar lo que uno realmente quiere o valora y más grave aún ni siquiera preguntárselo. Ni siquiera preguntarse qué quiero lleva a sentir un vacío y una apatía muy grande. Además hay que sumarle las programaciones familiares y sociales que llevan a que justamente los propios deseos queden sepultados y en definitiva ignorados. Venus desafía los modismos de lo que es “correcto” a nivel vínculos y comportamientos sociales.

“El planeta Venus simboliza nuestra capacidad de dar forma e identidad a lo que valoramos, y es la base de la autenticidad de nuestras elecciones personales.” Liz Greene

Si estás en una instancia de tu vida en la cual sientes insatisfacción, por más que hagas lo “esperable” socialmente, tal vez sea interesante que te animes a ahondar en lo que hay detrás de esa sensación. Generalmente no nos educan para que conectemos con lo que queremos, ingresamos al mundo por deseo de un otro y nuestra vida transcurre sin que seamos realmente conscientes, satisfaciendo deseos ajenos. Esa conducta acarrea una peso muy grande y a nivel astrológico puede traducirse como desconexión con la energía venusina. En una carta natal es posible detectar qué tan conectado o no se está de la energía venusina en función de cómo esté aspectado Venus.

A nivel social se suele educar para que Venus quede desconectado, por lo que mencionaba antes, hay cuestiones “morales” que se transmiten de generación en generación en donde por ejemplo, si se es madre ya no se es mujer desde el punto de vista erótico. Lo sexual o lo que el cuerpo propicia de placer está asociado a pecado y amoral, las religiones han contribuido en gran medida en ese sentido. Como esa idea errónea está arraigada en nuestro inconsciente, en el caso de las mujeres se suele querer pasar de niña a madre sin vivir en profundidad el ser mujer. En realidad, a la mujer hay que crearla, es un camino a recorrer. Por el hecho de nacer con un cuerpo de mujer, no significa que ya lo habites como tal, el vivir como Mujer es aprender a conectar en un comienzo con el propio cuerpo y luego a reconocer los propios valores y deseos. Ese recorrido implica primero descubrir primero lo que estoy reprimiendo y no viendo de mi persona y cuánto de lo que hago y digo no es lo que realmente en el fondo quiero en mi vida. Los miedos y prejuicios son los enemigos más grandes en el auto-conocimiento, en definitiva, cabría preguntarse, a qué le tengo miedo realmente? qué es lo que me avergüenza de mi propia persona y proyecto afuera? En la medida que no descubra los propios anhelos y deseos más profundos, no hay posibilidad de cambio.

Todas estas temáticas que son muy interesantes y develadoras se recorren en los Talleres de Astrología que brindo y como así también en la Actividad Grupo de Lectura de Escuela Etika, haciendo el análisis desde el enfoque mitológico y arquetípico. La clave es que te animes a descubrir cómo las energías cósmicas habitan en ti y las uses a tu favor...


  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco