El Arte de comunicarte con eficacia


Es más que evidente que estamos en tiempos en donde existe un aturdimiento generalizado por la sobreabundancia de información. Ese oleaje de información, por ser de tal caudal produce en definitiva, malos entendidos.

Si a lo dicho anteriormente ahora le sumamos el fenómeno producido estos días, Mercurio retrógrado, tenemos un escenario más que interesante. ¿En qué consiste dicho fenómeno? Desde el 13 de Agosto hasta el 5 de Septiembre de 2.017, el planeta Mercurio se dice que se encuentra en fase retrógrada, transitando por el signo de Virgo. Eso es un movimiento aparente, visto desde la Tierra porque es obvio que el planeta Mercurio no va hacia atrás, sino que avanza más lentamente que la Tierra, razón por la cual nosotros lo vemos que se mueve hacia atrás.

Cuando se produce ese fenómeno se suele acusar a Mercurio de la “falta de comunicación clara”, de caos en la comunicación o de desconexión a nivel comunicacional, de pérdidas de teléfonos, etc. ¿Es cierto eso o no? Tu lo crees, tu lo creas. Si bien es cierto que se produce a nivel psíquico sensibilidad ante esas temáticas, en realidad, que se mueva la energía en esa área lo que en realidad te está mostrando es lo que hay que acomodar… en otras palabras, queda expuesto aquello que tal vez no estaba tan notorio.

Si analizamos lo que significa comunicación, nos encontramos con lo siguiente: La comunicación es el proceso más importante de la interacción del ser humano. Es el intercambio de ideas, sentimientos y experiencias que han ido moldeando las actitudes, conocimientos, sentimientos y conductas ante la vida.

Lo que importa en la comunicación es la sinceridad, la profundidad, la congruencia y la honestidad con que se transmiten nuestros mensajes. Esto parece muy sencillo; sin embargo, no lo es tanto; en efecto, en múltiples situaciones nos encontramos con que no hemos dicho lo que realmente queríamos decir, hemos sido mal interpretados o nos sentimos maltratados por la respuesta de las demás personas involucradas. Si aprendemos a comunicarnos efectivamente, se puede construir una comunicación más satisfactoria para los que participan en ella.